lunes, 11 de diciembre de 2017

Próximo domingo Liquidación




Este domingo participo en el Mercado de la Terra de Roca, un mercado en el que me siento cómoda y en el que suelo pasar buenos ratos. 

Por otro lado, mi mente está de cambios y necesito partir de cero. 
Por eso, he decidido rebajar las prendas que pinté y centrarme en mi nuevo proyecto,
sacar a la luz esa tienda online en la que confío.


"La vida da muchas vueltas,
y ya me aburre esta rotonda en la que giro, giro...
y giro"

Sonia Sempere










Se puede ir en el tren de cercanías dirección Castellón, y el viaje es precioso, atraviesa la huerta hasta llegar a Roca-Cuper donde bajas casi en la puerta del Casó. 



Texto: Sonia Sempere
Foto: Sonia Sempere






lunes, 4 de diciembre de 2017

Sudaderas con vida propia.



Mujeres de carne y alma, tan diversas como auténticas...
tan bonitas como fuertes.




Nombre: Amparo. Edad: 50 años. Profesión: Funcionaria





Nombre: Nuria, Edad: 49 años, Profesión: Funcionaria






Nombre: Sara, Edad: 44, Profesión: Empresaria




Nombre: Ana, Edad: 40 años, Profesión: Trabajadora Social en paro.





Nombre: Elena. Edad: Irrequetitantos. Profesión: Administración Pública















Fotos: Sonia Sempere
Texto: Sonia Sempere





jueves, 9 de noviembre de 2017

Dibujos en Crudo. Sonia Sempere


Vuelos inertes de aves libres,
que al verlos mantienen mi esperanza y dejan mudos los discursos a rufianes.







Estallidos en el aire de muros,
que presos ataban familias de humanos o Hadas... 







 Mundos que se unen, encajan y construyen... por la paz.







Fotos: Sonia Sempere
Texto: Sonia Sempere




lunes, 16 de octubre de 2017

Alcanzado mi tercer Proyecto Social: Máquina de coser Villa Teresita ONG





El Tercer Proyecto Social 
"Una máquina de coser para el taller de costura de las Mujeres de Villa Teresita" que comencé el 6/04/2017, por fín ha llegado a su fin, y el pasado miércoles hice entrega de una máquina Alfa a las mujeres del centro.
Gracias a todas las personas que habéis comprado cualquiera de mis prendas, tazas y fundas nórdicas. 



Todas mis prendas destinan un porcentaje en colaboración con un proyecto social, de manera que cada vez que la uses, recordarás este gesto y por arte de magia, una sonrisa aparecerá en tu rostro.

Esta frase, acompaña las etiquetas de mi ropa, y esta vez, la sonrisa aparece en el rostro de todas las Mujeres y en el mio. Comentarios como "es la primera máquina que no tenemos que llevar a arreglar" o "¡mira cuantas puntadas, pero si tiene para hacer ojales!, me aseguran, que el uso va a ser de todas y en beneficio de todas.
Gracias







Villa Teresita es una ONG dirigida a la asistencia e intervención con mujeres migrantes en situación de exclusión social y/o que son víctimas de tráfico sexual, así como de familias en situación de pobreza. 





















Fotos Sonia Sempere
Texto: Sonia Sempere





jueves, 5 de octubre de 2017

Desde mi taller.



La gente, cuando ve la ropa que pinto lo primero que me pregunta que cuánto tiempo he tardado en pintarlo, y eso me da una rabia impresionante porque no se trata solo del tiempo que se tarda en pintar, si no en tener la autoestima y confianza suficiente como para crear lo que mi mente sueña en ese momento. Es imposible calcular el tiempo que se tarda en sacarlas.







El proceso comienza en cuando voy a comprar la ropa y elijo las prendas adecuadas fijándome en que el tejido sea de algodón, lana o lycra natural, después hay que lavarlas para quitarles el apresto y plancharlas.











Cuando llego al taller las cuelgo separadas por colores y tejidos formando las colecciones con los dibujos, y preparo suficiente pintura para no quedarme corta. A partir de ahí es cuando me pongo en modo avión, y desde un DÉJATE EN PAZ con mayúsculas, comienzo a garabatearlas intentando hacer caso sumiso a los bocetos que guardo en mi cabeza, aunque hay días que son más bien a lo loco, sin reservas, juicios ni prejuicios, esa es la ropa que guardo para mi muestrario o me la llevo directamente a mi armario.








El fijamiento de la pintura se hace con el planchado, durante unos minutos y con una tela de algodón entre el dibujo y la plancha para que no se queme la prenda. 








Llegó el momento de la foto y dependiendo del día y la hora, los astros y la luna, salgo a la calle con el trípode y la cámara en busca de una mano amiga.

Para el etiquetado y las fotos, cuento con la ayuda de familiares y amigas, con las que a cambio de unas cuantas horas de poses y camitas, de poner cuños o hacer nuditos, me tomo una cerveza, un vino o simplemente compartimos una conversación.








Gracias a toda la gente que me anima en lo que hago, y me ayuda a superar mis miedos, gracias porque aún con mis olvidos, con mis locuras y mis ausencias... me acepto.
Sin vosotras no sería ni garabatera, ni mejor persona.


Texto Sonia Sempere
Fotos: Sonia Sempere

martes, 3 de octubre de 2017

Te pinté montañas.





Las relaciones cambian, y después de un tiempo sale a relucir ese cariño que se guarda y no cede.
Me alegro tanto de tu felicidad...







Os imagino a ti y a Ángela subidos en esa Harley Davidson por una larga carretera, el viento sopla y las montañas os miran celosas... 


















Texto: Sonia Sempere
Fotos: Sonia Sempere




lunes, 25 de septiembre de 2017

No supe a tiempo y cuando pasó... aprendí a ser.





El tiempo que pasé cubriendo tu cuerpo desnudo, fue poco en comparación con el deseo de seguir abrazada a ti.








Como la mentira repetida el garabato, bien podría ser un dibujo.







Desnudada mi alma, asoma por la tela lo que escondo.








No soy más que un manto de ilusiones que crea para ti.








Por el horizonte asoma el Sol regalandonos un nuevo día.
Mientras, al otro lado esconde la Luna, los sueños de una niña.







Corazón latiente y con la mente en blanco, bajo a buscarte a la Tierra y besar tu frente.








Puntos suspendidos como el silencio de tu voz.







Dejo pasar las horas tumbada en un colchón dormida solo para soñar contigo.
y entre sueño y sueño me tapo de frío.







Me baño en la espuma del mar y con el tiempo... me abrazaré al fondo. 









No supe a tiempo y cuando pasó... aprendí a ser.








Alejada de los relojes de arena, pintada dejo mi alma.



Texto: Sonia Sempere
Fotos: Sonia Sempere